Consejos y precauciones antes de subirte a una canoa

Consejos y precauciones antes de subirte a una canoa

Cuando se acercan el verano, el tentador sonido de la corriente del río llama a muchos de nosotros a dejarnos llevar por su caudal. En esta ocasión, sin embargo, no se trata de un sentido figurado o metafórico que tantas veces hemos leído en nuestra poesía y literatura. Se trata de que, realmente, nos acerquemos a una experiencia acuática que en pocas ocasiones tenemos la oportunidad de vivir y disfrutar.

Ahora bien, si como quien estas líneas suscribe, te consideras un urbanita en toda regla y tu relación con el río se circunscribe a esas escasa playas fluviales que, desgraciadamente, escasean cada vez más en nuestra geografía, será mejor que tomes alguna que otra precaución antes de remangarse el pantalón y aventurarte a los maravillosos placeres del arte de la navegación. En primer lugar siento decirte que, aunque  alguna vez hayamos visto las competiciones en canoa por las rías bilbainas, en las que sus robustos remadores utilizan varias técnicas de forma impecable, nuestro consejo es que no intentes imitarlos. Limítate a remar hacia adelante y no lo hagas de espaldas. Evitarás el contacto con rocas y con la maleza habitual de la ribera que bordea los ríos.

A menudo esta suele presentar un aspecto engañoso, de forma que algunas de sus partes, raíces, etc, permanece invisible para nuestro ojo, al situarse por debajo del agua. En segundo lugar debes saber que encontrar el equilibrio no resulta un asunto fácil en ningún ámbito de la vida, pero se hace especialmente imprescindible sobre una canoa. Los navegantes habréis de situaros a ambos extremos de la misma y debéis, asimismo, tomaos vuestro tiempo para encontrar el equilibrio. No hay que esperar milagros, los practicantes de yoga saben que el equilibrio requiere de una práctica y de una concentración que, si se persevera, llegará por sí sóla.

Aunque eso sí, no suele hacer su aparición a la primera. Remar de manera correcta será otro de los retos que deberás asumir cuando tus pies se posen sobre la canoa. Para una adecuada navegación, habrás de hacerlo colocando una mano en la parte superior del remo y la otra un poco más abajo.

Asimismo, gira la mano inferior de forma que la palma quede mirando a la canoa. En cualquier caso, nunca tengas las manos cerca de la pala, ya que de esa manera, realizarás un esfuerzo superior e innecesario. Por último, gira el torno del hombro más próximo al agua con cada remada y cerciorarte de que el remo entre de forma perpendicular en el agua. A continuación únicamente habrás de arrastrar el remo para que la canoa se desplace hacia adelante. Con un poco de práctica y atención, se trata de una técnica relativamente sencilla. No obstante, debes suponer que el esfuerzo que habrás de realizar para desplazar una canoa hacia adelante con varios pasajeros con tus propios brazos es superior a presionar el botón del mando a distancia de nuestra televisión.

Así que toma aire y dosifica las fuerzas, recuerda que, como en cualquier actividad deportiva, habrás de comenzar por un pequeño paseo y aumentar la intensidad progresivamente. De esta forma evitaremos lesiones y molestias musculares, así como las temidas agujetas del día siguiente. La navegación en canoa tiene algunos elementos que la hacen sumamente atractiva, ya que, salvo en la bicicleta y algún vehículo propulsado por nuestras propias manos, la conducción, la dirección, velocidad, etc… dependen únicamente de nuestras propias condiciones físicas y mentales.

Por otra parte, la lucha con la naturaleza nos aportará una confianza en nosotros mismos y un mayor conocimiento de nuestras fuerzas y posibilidades. Ahora bien, por las mismas razones, se trata de una experiencia no exenta de peligros. Pero con una supervisión adecuada, sobre todo en los primeros compases de nuestra experiencia, y con un poco de precaución, disfrutaremos de una experiencia sin par que desde aquí recomendamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *