Archivo de la etiqueta: descenso del sella

Cómo es y cómo se hace el descenso del Sella.

En la comarca del Sella, en un paraje inigualable junto a los Picos de Europa, se realiza la actividad más practicada de la zona: el descenso en canoa del río Sella. Un entorno de gran belleza, las tranquilas aguas del rio y un recorrido de aproximadamente 20 kilómetros son los principales atractivos de una actividad que es apta para toda la familia y que atrae a cientos de viajeros amantes de los deportes de aventuras con ganas de vivir una experiencia que difícilmente olvidan.

Al hacer el descenso del Sella existe la posibilidad de poder elegir entre dos recorridos. El tramo más largo es de aproximadamente 15 kilómetros, desde el puente de Arriondas hasta el puente de San Román, en LLovio. Este tramo se recorre en unas 4 horas, incluyendo paradas para comer o descansar en las distintas áreas recreativas y playas fluviales que existen a lo largo del rio.

El recorrido más corto se realiza desde Arriondas a Toraño y es ideal para aquellos que realizan la actividad en compañía de niños ya que es de tan solo 7 kilómetros. Las salidas se realizan entre las 11:00 y las 13:00 para que dé tiempo de llegar al final del trayecto antes de las 6 de la tarde, que es la hora límite marcada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. 

Durante el descenso, la distancia recorrida se va marcando gracias a los puentes que se encuentran a lo largo del rio: la Pasarela de Fuentes marcan los primeros 4,5 kilómetros, el Puente de Toraño (donde finaliza el recorrido corto) está a 7 kilometro, sigue la Pasarela de la Uña a 11 kilómetros y el ultimo puente del recorrido es la Pasarela de Cuevas a 12,8 kilómetros. No obstante, hay que descender 1,5 kilómetros más para llegar al punto donde las empresas que realizan la actividad recojan a los participantes para llevarlos de vuelta a Arriondas en los autobuses que tienen especialmente dedicados para los traslados.

Ropa cómoda, un calzado que se pueda mojar y que proteja el pie, una toalla y ropa para cambiarse tras la actividad, crema protectora, ganas de remar y divertirse y, por supuesto, saber nadar, es todo lo que se necesita para realizar el descenso del Sella. Todo el equipo necesario como la canoa, remos y chalecos salvavidas homologados, un cursillo básico sobre la actividad, un bidón para guardar la ropa o comida, transporte de regreso al punto de salida y un pequeño picnic son proporcionados por las diferentes empresas de turismo-aventura que ofrecen esta actividad. 

Disfruta del descenso del Sella en familia

Tener la oportunidad de disfrutar de un entorno natural y realizar actividades que nos alejen de la rutina y el estrés al que normalmente estamos sometidos, es una idea que cada vez atrae más a todas aquellas personas que desean tener unas vacaciones alejadas de las aglomeraciones turísticas.

Asturias se ha convertido en uno de los principales destinos para aquellos que buscan experiencias únicas e inigualables en contacto con la naturaleza pero que, a la vez, quieren compartir su tiempo en familia realizando actividades que puedan compatibilizar con los niños. Su entorno es el escenario perfecto para el turismo activo y, entre todas las actividades que se pueden desarrollar en estas increíbles tierras (espeleología, surf, rafting, descenso de barrancos, paseos a caballo…), sin lugar a dudas, cabe destacar el descenso en canoa al majestuoso rio Sella.

El descenso del Sella es una actividad de dificultad mínima. A través de sus tranquilas aguas es posible realizar dos recorridos:

  • Desde Arriondas a Ribadasella, con aproximadamente 15 kilómetros de distancia entre ambos puntos, la bajada tiene una duración de 4 horas en las que se incluyen paradas y descansos para poder disfrutar de increíbles paisajes, inmortalizar la experiencia con fotografías, darse un baño en las playas del rio, comer el picnic, e incluso, visitar los chiringuitos que se encuentran a lo largo de todo el rio para refrescarse con una sidra.
  • También existe la posibilidad de realizar la bajada Arriondas hasta Toraño, este recorrido es de aproximadamente 8 kilómetros con una duración de 2 horas.

Realizar de forma segura el descenso del Sella con los más pequeños es posible aun cuando no se posea experiencia alguna. Las canoas están especialmente diseñadas para esta actividad, son de fácil manejo, estables e insumergibles. La edad para que los niños puedan realizar el descenso es de 5 a 12 años, siempre irán acompañados de dos adultos y el único requisito imprescindible será que todos los integrantes de la canoa sepan nadar.

Para iniciar la actividad tan solo será necesario ir ataviado con ropa y calzado para agua ya que todo el equipamiento necesario se proporciona al realizar el descenso: canoa, remos, bolsa de picnic, bidón estanco para guardar las pertenencias, chalecos salvavidas, seguro de responsabilidad civil y accidente. Pero además, antes de iniciar la bajada, se dan unas instrucciones básicas acerca del manejo y el control de la embarcación.

El descenso del Sella se convertirá en una divertida e inolvidable experiencia que todos los miembros de la unidad familiar podrán disfrutar de forma totalmente segura. Cuando se realiza por primera vez, se produce el deseo unánime de repetir esta singular y pequeña aventura.

Descenso del Sella en canoa: una experiencia inolvidable

Una de las mejores experiencias que se puede tener en la vida es estar en contacto directo con la naturaleza. Experimentar esa sensación de paz y relajación que la naturaleza te trasmite, sentirse en comunión con el medio que te rodea, son vivencias que no tienen precio. Si además lo hacemos junto con nuestros amigos o familia esta experiencia resulta doblemente satisfactoria. Una manera inmejorable de hacerlo realidad es realizando un descenso del Sella en canoa. El descenso de Sella es una actividad de turismo activo que reúne todos los ingredientes necesarios para asegurar un momento inolvidable con tu familia y amigos.
El descenso del Sella en canoa es la actividad de turismo de aventura más practicada en la comarca del Sella. Miles de turistas se dan cita anualmente para disfrutar de la adrenalina del paseo mientras se regocijan con las maravillas que la madre naturaleza tiene que mostrar. Y esto es así porque el Sella, es un hermoso río de aguas cristalinas que transita por parajes de una riqueza  y una belleza natural tan fuera de lo común que se te grabarán en la retina de una forma que te será imposible olvidar. No en vano el Sella es considerado el río más importante de toda la comarca de los Picos de Europa.
El punto de partida de tan inolvidable excursión es  la localidad de Arriondas y culmina en Ribadesella. La duración del descenso es de 3 a 4 horas, y a lo largo del recorrido tendrás la oportunidad si lo deseas de realizar las paradas que te apetezca, ya sea para contemplar y maravillarte con el paisaje, para tomar fotos de las espectaculares vistas  o para reponer fuerzas con una bocado.
Para poder disfrutar al máximo de esta inolvidable jornada es indispensable que se cumplan con los siguientes requisitos:

  • Portar ropa deportiva: esto es para que te sientas cómodo y puedas realizar todas las actividades sin ningún problema.
  • Gorra o sombrero: debido a que estarás al aire libre, es necesario que portes una gorra para cubrirte del sol.
  • Protector solar: es indispensable su uso para evitar quemaduras.
  • Saber nadar: a pesar de que se te proporcionará un chaleco salvavidas, es necesario que sepas nadar para aumentar tu seguridad.
  • Traer ropa extra: esto será necesario si te quieres duchar en las instalaciones, también deberás traer tus útiles de ducha.

Antes de iniciar la aventura, nuestros monitores te darán una explicación detallada del recorrido, consejos prácticos y técnicos que serán de mucha utilidad para tu viaje y que serán cruciales para disfrutar al máximo del descenso y, sobre todo, con total seguridad.

Canoas Martos te ofrece la posibilidad de realizar el descenso del sella a precios insuperables. Comprueba nuestras ofertas para Semana Santa aquí

Arriondas: un paraíso para el turismo activo en Asturias

El turismo activo en Asturias, y en general, es un tipo de turismo cuyo motor principal es el viaje para la realización de actividades turísticas en ambientes naturales; desde la contemplación y observación de la naturaleza a actividades que requieran esfuerzo físico.

Una comarca que ofrece magníficas oportunidades de realizar turismo activo en Asturias es la comarca de Arriondas (Picos de Europa, la comarca del Sella), ya que ofrece las características ideales para vivir una excepcional experiencia de turismo de aventura en Asturias.

Una de las posibles actividades de turismo activo empieza en los bajos del puente Emilio Llamedo Olivera, también conocido como el puente de Arriondas. Este lugar es todo un referente en el mapa de turismo activo en Asturias, porque marca el inicio del descenso internacional del Sella, que se celebra todos los años a primeros de agosto y que es la competición de descenso de ríos más importante a nivel mundial. Al cruzar el puente tenemos por delante 15 kilómetros y seis puentes. El último, que es el puente metálico del ferrocarril situado en Llovio, marca la meta y está a escasos tres kilómetros del mar Cantábrico.

Antes de adentrarnos en el agua calibraremos bien nuestras canoas, ya sean estas individuales o de dos plazas, los remos, sin olvidarnos de llevar chaleco salvavidas, y bidón flotante para cámara de fotos, comida, etc… El descenso del Sella en canoa es la joya de la corona en cuanto a turimo activo en Asturias, y el trayecto dura unas cuatro horas aunque podemos detenernos donde queramos. El puente de Toraño marca el ecuador del camino y es parada perfecta reponer fuerzas; quedarán por recorrer fantásticas bifurcaciones, rápidos o rabiones y sequeras.

La Ruta del Cares es otra actividad apasionante en la comarca de Arriondas y dentro del conjunto del turismo activo en Asturias. Discurre entre Caín (León) y Poncebos (Asturias), ruta que en los nevados inviernos asturianos era única vía de comunicación entre ambos pueblos. Esta ruta discurre por una zona excavada en roca realizada para canalizar el Cares y aprovechar la Central hidroeléctrica de Camarmeña-Poncebos. La ruta del Cares se empieza en Poncebos y recorre unos doce kilómetros hasta llegar a Caín, atravesando desfiladeros, puertos de montaña. Una de las paradas emblemáticas que se suele realizar en la ruta del Cares es en la Fuente del Infierno, en el nacimiento del Sella. La ruta tiene una duración aproximada de unas ocho horas.

Podemos complementar este conjunto de sugerencias de turismo activo en Asturias con actividades como rutas en quad, paseos a caballo, o un paintball en zonas boscosas, sin olvidar el descenso de barrancos o los cursos de surf.