Arriondas: un paraíso para el turismo activo en Asturias

El turismo activo en Asturias, y en general, es un tipo de turismo cuyo motor principal es el viaje para la realización de actividades turísticas en ambientes naturales; desde la contemplación y observación de la naturaleza a actividades que requieran esfuerzo físico.

Una comarca que ofrece magníficas oportunidades de realizar turismo activo en Asturias es la comarca de Arriondas (Picos de Europa, la comarca del Sella), ya que ofrece las características ideales para vivir una excepcional experiencia de turismo de aventura en Asturias.

Una de las posibles actividades de turismo activo empieza en los bajos del puente Emilio Llamedo Olivera, también conocido como el puente de Arriondas. Este lugar es todo un referente en el mapa de turismo activo en Asturias, porque marca el inicio del descenso internacional del Sella, que se celebra todos los años a primeros de agosto y que es la competición de descenso de ríos más importante a nivel mundial. Al cruzar el puente tenemos por delante 15 kilómetros y seis puentes. El último, que es el puente metálico del ferrocarril situado en Llovio, marca la meta y está a escasos tres kilómetros del mar Cantábrico.

Antes de adentrarnos en el agua calibraremos bien nuestras canoas, ya sean estas individuales o de dos plazas, los remos, sin olvidarnos de llevar chaleco salvavidas, y bidón flotante para cámara de fotos, comida, etc… El descenso del Sella en canoa es la joya de la corona en cuanto a turimo activo en Asturias, y el trayecto dura unas cuatro horas aunque podemos detenernos donde queramos. El puente de Toraño marca el ecuador del camino y es parada perfecta reponer fuerzas; quedarán por recorrer fantásticas bifurcaciones, rápidos o rabiones y sequeras.

La Ruta del Cares es otra actividad apasionante en la comarca de Arriondas y dentro del conjunto del turismo activo en Asturias. Discurre entre Caín (León) y Poncebos (Asturias), ruta que en los nevados inviernos asturianos era única vía de comunicación entre ambos pueblos. Esta ruta discurre por una zona excavada en roca realizada para canalizar el Cares y aprovechar la Central hidroeléctrica de Camarmeña-Poncebos. La ruta del Cares se empieza en Poncebos y recorre unos doce kilómetros hasta llegar a Caín, atravesando desfiladeros, puertos de montaña. Una de las paradas emblemáticas que se suele realizar en la ruta del Cares es en la Fuente del Infierno, en el nacimiento del Sella. La ruta tiene una duración aproximada de unas ocho horas.

Podemos complementar este conjunto de sugerencias de turismo activo en Asturias con actividades como rutas en quad, paseos a caballo, o un paintball en zonas boscosas, sin olvidar el descenso de barrancos o los cursos de surf.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *